jueves, 15 de marzo de 2012

tabaquismo

video

Tabaquismo en la adolescencia


El uso del tabaco comienza en la adolescencia temprana situación que provoca un aumento de problemas de salud futuros, además se han detectado problemas en niños y adolescentes que fuman con trastornos de conductas (agresivas y tímidas), interpretadas además como conductas de riesgo sobre todo para el consumo ulterior de otras sustancias. En esta investigación nos propusimos determinar las influencias del medio familiar y social que predisponen la aparición del tabaquismo en la adolescencia así como, identificar la cantidad de fumadores pasivos, ó que prenden cigarros ó ya son fumadores habituales. Se le aplicó una encuesta a 179 estudiantes de 13 años de 8vo grado de cuatro secundarias básicas pertenecientes al municipio Plaza , cuyos resultados demostraron que las tres cuartas partes de las familias fuman, de ellas más de la mitad cerca de los adolescentes siendo las madres el familiar que más fuma. La mitad de ellos son fumadores pasivos, una cuarta parte encienden los cigarros a los adultos y ya son fumadores habituales el doce por ciento, haciéndolo de forma escondida más de la mitad. La mitad de los adolescentes son mandados a comprar cigarros y la mayoría de los cigarros les son vendidos en establecimientos del estado. La familia, los vecinos y amigos son la segunda y tercera fuente suministradora se cigarro a los adolescentes para que se los enciendan.


1- Las principales influencias del medio familiar en la aparición del tabaquismo, se basaron en que las tres cuartas partes de las familias de los adolescentes fuman, de ellas más de la mitad lo hace cerca de ellos convirtiéndolos en fumadores pasivos, destacándose a las madres como el familiar que más fuma.

2- Dentro de las principales influencias del medio escolar en la aparición del tabaquismo detectamos el ejemplo de los profesores fumando dentro del recinto escolar entre tres y cuatro profesores por estudiantes de la secundaria.

3- La cuarta parte de los adolescentes encuestados le encienden los cigarros a los adultos, que además de la familia, los vecinos y amigos son la segunda y tercera fuente suministradora, siendo fumadores habituales el doce por ciento de los adolescentes y haciéndolo de forma escondida más de la mitad.

4- La mitad de los adolescentes son mandados a comprar cigarros y la mayoría de los cigarros les son vendidos en establecimientos del estado, como influencia de importante carácter social.






como dejar el tabaco
cigarrillo electrónico
Se trata de un dispositivo que simula un cigarrillo común que permite imitar el acto de fumar, mientras desaparece la necesidad física. Según quienes promocionan este tipo de artículo, se aspira aire que puede contener, a pedido de cada individuo, diversos niveles de nicotina que van desde cero a elevado. Dicho aire tiene el sabor del cigarrillo sin ser nocivo para la salud. Sin embargo, su eficacia no está demostrada e incluso no se trata de un método avalado por la Organización Mundial de la Salud que, contrariamente, desincentiva su utilización terapéutica. Paralelamente su costo oscila entre $150 y $350 en Argentina, sin considerar los accesorios, convirtiéndolo en una de las técnicas para dejar de fumar más caras.
Parches, chicles y pastillas de nicotina: En las tres variantes se trata de técnicas sustitutivas. El tratamiento consiste en que el cuerpo reciba pequeñas dosis de esta droga para reducir al mínimo los efectos de la abstinencia. Si bien es cierto que el organismo continúa recibiendo la sustancia adictiva, se reduce la absorción de los otros químicos altamente nocivos, como el arsénico, que contiene el cigarrillo común. El costo de estos métodos es menos elevado que en el caso anterior y se trata de alternativas respaldadas científicamente.
Terapias alternativas: Dentro de las opciones sin químicos actualmente promocionadas para la cesación tabáquica, se encuentran sesiones de láser, acupuntura e hipnosis. Las mismas no presentan ninguna contraindicación. Son técnicas que trabajan con la motivación individual, buscando el restablecimiento de la energía personal. Pretenden controlar la ansiedad así como la necesidad de origen psicosomático pero no trabajan sobre los efectos físicos de la falta de nicotina. Son altamente efectivas en el control de los efectos de origen psicológico.
Grupos de autoayuda: Con el auge de las leyes antitabaco alrededor del mundo, hay una tendencia creciente de grupos de ex fumadores que se reúnen para tratar aspectos inherentes a la adicción. Muchos de ellos son coordinados por psicólogos expertos en el tratamiento de las adicciones. Proveen un espacio común donde canalizar los miedos y angustias que genera la erradicación de la dependencia. En su mayoría proponen encuentros semanales abiertos a la comunidad, aunque también existen entidades privadas que se dedican a esta práctica.
Alimentación y ejercicio: Fumar genera carencias nutricionales que afectan el funcionamiento general e incluso logran reflejarse externamente, por ejemplo, en la piel. Siempre es importante mantener una alimentación equilibrada, pero si se es fumador es de vital importancia el consumo de suplementos que cubran los requerimientos vitamínicos mínimos. De todos modos, es preferible incorporar los nutrientes de manera natural, es decir, a través de los alimentos. En especial, los fumadores necesitan incorporar vitamina C (presente en cítricos o en el kiwi).La médica y psicoanalista Georgina Araceli Alberro, especialista en nutrición y tabaquismo, avala esta información, de acuerdo a lo expresado en su libro La fórmula perfecta para dejar de fumar sin engordar, del grupo editorial Norma. “El tabaco modifica las preferencias alimentarias, y cuanto mayor es la cantidad de cigarrillos fumados, mayor es la deficiencia en nutrientes. Los no fumadores consumen más frutas, verduras, vegetales (sobre todo, ricos en vitaminas C y beta carotenos) e ingieren más lácteos (ricos en calcio)”, aclara. Finalmente, el ejercicio físico contribuye a controlar la ansiedad y mejorar el humor mientras libera al cuerpo de toxinas, entre ellas los residuos del cigarrillo.
Adiós al tabaquismo: Dejar el mal hábito de fumar nunca fue tan fácil. Las vías de que se dispone actualmente para disminuir los efectos menos agradables de la abstinencia proveen el marco adecuado para que cada uno refuerce su motivación, supervisado por un médico idóneo. Sin perseguir milagros, con tantas herramientas de ayuda, no hay excusas para no tomar la decisión.


.